Inmigración – Residencia Para Inversionistas (EB-5)

Aquellos extranjeros que inviertan $1,000,000 o más en los EEUU tienen derecho a recibir su residencia permanente inmediatamente.

En algunos casos, la inversión mínima es reducida a $500,000 cuando el negocio en el cual se hace dicha inversión se encuentra en un área metropolitana designada como un área de alto desempleo o en un área rural. Un área de alto desempleo es un área cuya taza de desempleo es superior al 150% de la nacional. Adicionalmente, la inversión debe crear diez (10) nuevos empleos. Debido a la extensa área cubierta en alguna de estas unidades “metropolitanas” es posible encontrar un área que califique como “área de alto desempleo” a pesar que dicha área incluye ciertos vecindarios y mercados de alta categoría.

La inversión puede solamente puede calificar si es utilizada para crear un negocio nuevo, para ampliar un negocio existente, o para comprar un negocio que este fallando (que muestre perdidas en los últimos años). En el caso de la expansión de un negocio existente, la nueva inversión debería de crear diez nuevos empleos.

Una estrategia en estos casos es comprar una franquicia de una empresa norteamericana que ya tiene presencia en el mercado. Este modelo le permite al inversionista presentar cifras y proyecciones al gobierno estadounidense. Adicionalmente, le permite a un inversionista que no conoce bien al mercado, entrar con un “socio” que es la empresa que presta su franquicia.

Otra estrategia es invertir $500,000 en una inversión aprobada por el servicio de inmigración por ser una inversión que crearía diez empleos dentro del tiempo necesario.